Acerca de nosotros

Incatrekkers fue fundada y está dirigida por Juvenal Iturriaga. Un Peruano de las comunidades alto andinas de Urubamba (comunidad de Yanahuara) una provincia del Cusco-Perú. La empresa es 100% peruana y no hay inversionistas extranjeros que participan. Por lo tanto garantizamos que todos los ingresos se queden en el país y esto apoya la idea de un turismo sostenible y responsable, Turismo Responsable es el turismo que.

  • Minimiza los impactos económicos, ambientales y sociales negativos
  • Genera mayores beneficios económicos para la población local y mejora el bienestar de las comunidades que nos acoge
  • Mejora las condiciones de trabajo y el acceso a la industria
  • Involucra a la población local en las decisiones que afectan sus vidas y las oportunidades de vida
  • Hace contribuciones positivas a la conservación de la diversidad del patrimonio natural y cultural que abarca
  • Proporciona las experiencias más agradables para los turistas a través de conexiones más significativas con la población local, y una mayor comprensión de las cuestiones culturales, sociales y ambientales locales
  • Proporciona acceso a las personas con discapacidades físicas
  • Es culturalmente sensible, fomenta el respeto entre turistas y anfitriones, y construye el orgullo local y la confianza

Toda la empresa está constituida con estas ideas fundamentales. Juvenal tiene un buen vínculo con las diversas comunidades alto andinas y quiere ofrecer un buen trabajo con salarios justos a estas personas. La empresa no trabaja con operadores turísticos extranjeros u otros intermediarios, sólo aceptamos reservas a través de la página web o directamente contactándose con Juvenal. Una vez que la empresa funcione bien y genere ingresos extras, este dinero se utilizará para poner en marcha proyectos sociales que apoyan a la población local en las comunidades alto Andinas. Ofrecemos una gran variedad de excursiones y visitas a la ciudad de Cusco con personal profesional bilingüe (español e inglés).

Acerca de Juvenal Iturriaga

Mi nombre es Juvenal Iturriaga nací en la comunidad de Yanahuara en Urubamba. Los primeros años de mi vida lo pase con mis padres cultivando nuestros propios alimentos como el maíz, la papa y algunas verduras. Durante la escuela primaria en mi comunidad aprendí quechua que es nuestra lengua materna en las comunidades alto andinas y un poco de español.

Con el fin de poder continuar la escuela me fui de mi comunidad, a la provincia de Urubamba para continuar la secundaria. Como mis padres no tenían medios para financiar mis estudios tuve que cuidar de mí mismo durante ese tiempo trabaje por cerca de dos años como porteador en el clásico Camino Inca. Fue un trabajo duro llevar 45 a 50 kilos en la espalda con un mal salario.

Como yo no quería pasar mi vida trabajando como porteador decidí mudarme al Cusco y seguir estudiando para luego ser un guía oficial de turismo. En Perú los guías oficiales de turismo tienen que estudiar turismo e inglés. He trabajado muy duro para juntar el dinero para la universidad y finalmente lo logre, durante tres años estudie turismo. Durante mis estudios trabaje en trabajos de medio tiempo con el fin de financiar mis estudios. Pero el sueño se hizo realidad que un niño campesino de las comunidades alto andinas logró convertirse en un verdadero Guía Oficial de Turismo Peruano.

He estado trabajando como guía oficial de turismo para las diferentes empresas y durante este tiempo he aprendido mucho de mis turistas y también del personal local (cocineros, porteadores y compañeros de trabajo) que me acompañaban en las caminatas. Durante los últimos seis años no solamente hice las caminatas en el Clásico Camino, sino también varias caminatas en las comunidades alto andinas, de donde vienen nuestros porteadores. Caminando en estos senderos remotos he evidenciado una vez más lo difícil de la vida en las comunidades alto andinas del Perú.

Aprendí de que la mayoría de las empresas son dirigidas por extranjeros y la gran parte de los ingresos salen del país y casi nada queda para ayudar a la población local y en el desarrollar el país. Así que decidí empezar con mi propia empresa y una vez que vaya bien poder ayudar a mi gente en el futuro. Esto es lo que me motiva. Nunca olvidé mis raíces y quiero contribuir activamente en la mejoría de sus vidas.

juve

juve